Mis libros·Sin categoría

¡Sorpresa!

Buenas tardes, Cerecit@s!

Ya sabéis lo raro que es que yo escriba una entrada en el blog (Mal por mí, debería hacer más). Por lo general cuando lo hago es porque tengo algo importante que contaros o enseñaros y esta vez no será distinto.

Es viernes, la primavera se deja notar y he pensado: ¿No te parece buen día para dejar que tus chicas lean el prólogo de «Y que te quedes»? Y aquí estoy, decidida a dejaros el inicio de mi próxima novela, que saldrá en apenas doce días.

¿Estáis listas? ¿Sí? ¿Seguro? ¡Pues allá va!

Prólogo

5069d8e045a570ce744adf470a48a577Le pongo un poco más de esencia de vainilla a la masa para hacer las galletas que estoy preparando y meto las manos para mezclarlo todo muy bien, como pone en el libro. Alex está a mi lado poniendo papel de horno en la bandeja y, aunque no lo hace a la perfección, no le digo nada, porque es el único que ha querido ayudarme. Mi hermano Alex es un idiota algunas veces, pero otras se porta bien y me ayuda, como hoy. Y solo he tenido que amenazarle un poquito con chivarme a papá de que fue él quien rompió la maceta de Conchi, una vecina nuestra, de un balonazo. Menos mal que siempre se está portando mal, como Julieta, otra hermana mía, porque así puedo obligarlos a hacer lo que yo quiero. Con Amelia, que es otra hermana más, lo tengo más difícil, porque encima de ser buena casi siempre, es una llorona, así que, si la obligo a hacer algo, en cuanto papá llega de trabajar se entera y me la cargo.

—¿Puedo amasar yo? —pregunta Alex.

—No.

—¿Por qué? Sé hacerlo mejor que tú.

—No es verdad. Yo sé cocinar y tú no, porque eres un niño, tonto y, además, la idea ha sido mía.

—Pero…

—Y soy mayor que tú.

—¡Pero casi nada! —dice él quejándose y alzando los brazos—. ¡Te crees muy importante y muy chula solo porque te pescaron la primera de la barriga de mamá!

—¡Que no digas pescar! ¿No ves que es feo y papá se pone triste cuando lo oye?

—Julieta dice que la barriga de mamá era una piscina de patos como las de la feria y que el médico solo tuvo que pescarnos. Tuviste suerte de ser la primera.

—Julieta está loca.

—Por lo menos ella no se cree que es mi madre —dice Alex enfurruñado.

Se enfurruña mucho, pero porque se cree todo lo que Julieta dice. La verdad es que a mí no me gusta nada tener tres hermanos más y todos con la misma edad que yo. Somos cuatrillizos, no nos parecemos en nada por fuera y mamá murió cuando nos tuvo. Al principio nos decían que estaba en el cielo, pero yo no lo creo, aunque mis hermanos sí, porque como ya he dicho, son pequeños y, claro, se lo creen todo.

La verdad es que somos muy distintos para ser cuatro: Alex tiene el pelo moreno y los ojos azules, como Amelia, son los únicos que se parecen un poco. Mi hermano es muy guapo, pero no se lo digo nunca porque si no se pone chulo e insoportable. Le gusta jugar a las espadas, pero se enfada cuando pierde porque odia que las chicas le podamos. Amelia es una llorona, ya lo he dicho, pero es que siempre está llorando. Una vez lloró porque Alex pisó una mariposa. No fue bonito de ver, pero tampoco para llorar. Julieta, mi otra hermana, tiene el pelo y los ojos marrones y, según papá, nunca, jamás, tiene una idea buena. Todas son regulares, malas o pésimas. Le gusta disfrazarse y darnos sustos, aunque yo no me asusto de nada, porque soy la mayor y la más valiente. Me llamo Esmeralda, tengo los ojos verdes, la piel blanca, el pelo marrón claro y, además, soy la única que sabe cocinar, por eso estoy haciendo galletas de mantequilla para papá, aprovechando que la canguro se ha ido media hora antes de que él llegue porque tiene que quedar con su novio para morrearse, aunque a mi padre le ha dicho que tiene un examen importante.

—¿Tenemos lechuga? —pregunta mi hermana Julieta entrando por la puerta de la cocina, que da al jardín trasero. Trae una caja de zapatos sujeta con las dos manos y la ropa llena de tierra—. ¿Queréis ver una cosa genial?

—No —contesto yo.

—¡Sí! —dice Alex.

—Pues mirad, mirad.

Se acerca a nosotros y nos enseña el interior de la caja. Hay un gusano gordo, blanco y asqueroso que se mueve dejando un rastro de babas.

—¡Qué asco! —digo yo.

—¡Cómo mola! —Mi hermano Alex y yo en esto no nos pondremos de acuerdo nunca.

—¿Qué dices, Esme? ¿Quieres revueltito de gusano para comer? —Empieza a reírse mientras lo coge con dos dedos y lo pone delante de mis narices—. ¡Al rico gusanito! ¡Ñam, ñam!

Me encantaría gritar de asco, porque sé que lo hace para fastidiarme, pero no voy a darle el gusto. Tengo las manos enterradas en la masa y solo puedo pensar que como el gusano caiga dentro y no pueda hacer las galletas para papá, Julieta se la va a cargar.

—Eres imbécil.

—¡Ñam, ñam! Venga, Esme, no te quejes que esto te lo pongo en la carita, te come todas las pecas y así ya no te tenemos que escuchar más.

No contesto, porque no merece la pena. Mi hermana Julieta tiene pecas, Amelia también, y hasta Alex tiene algunas, pero ninguno tantas como yo, que las tengo encima de la nariz y bajo los ojos. Las odio, porque parece como si me hubiesen pintado con un rotulador marrón lunares por todas partes y estoy deseando ser mayor para poder maquillarme y que no se vean. Y para tener tetas, también, porque de momento estoy plana. Papá dice que es normal con ocho años estar plana, pero nuestra amiga María ya tiene y su madre le compra sujetadores deportivos porque ya es una mujercita. Julieta le preguntó a papá quién nos va a llevar a nosotras a comprar sujetadores de mujercitas cuando tengamos tetas, pero papá dijo que ya hablaremos de eso cuando llegue el momento. Luego se fue del salón mientras disimulaba y nosotras nos quedábamos con la cara arrugada, porque no nos gusta cuando papá nos dice que tenemos que esperar para hablar de algunos temas.

—¡Julieta! —grita Amelia entrando en la cocina, pero por la puerta del salón—. Suelta a ese pobre animal en la caja.

—¡Es mi mascota!

—Pues entonces trátalo bien y no lo pongas delante de Esme, que se asusta.

—Gracias —digo yo.

—De nada, pero hablaba del gusano.

Alex y Julieta se parten de risa y es el primero el que habla.

—Se asusta porque eres fea.

—Eres tan infantil… —le digo en tono presumido.

Él hace una pedorreta y yo pongo los ojos en blanco.

—Si vas a hacer galletas, ponles chocolate, ¿eh? —dice Julieta quitando por fin el bicho de delante de mi cara.

—No, van a ser solo galletas de mantequilla, que son las que le gustan a papá.

—Eres una pelota —sigue ella.

—Y tú eres una… una… —Estoy intentando buscar alguna palabra que le cierre la boca un rato. Y si se enfada y se va, mejor, pero no me viene ninguna a la cabeza.

—¡Soy la que te va a echar el gusano en la masa como me insultes!

Entrecierro los ojos, porque ahí me ha ganado, y sigo amasando el contenido de la fuente mientras pienso, otra vez, que tener hermanos y ser cuatrillizos es el rollo más grande del mundo.

5825e2345043ca8b5fd19e6bea62cc5e
Ya sabéis lo mucho que me gusta acompañar mis textos de imágenes. Esta en concreto es muy Esme y Alex  ❤ 

 

 

 


¿Y bien? ¿Qué os ha parecido? Apiadaros de mi corazón y decidme que os ha gustado! jajajaja Espero que sí, porque Esme tiene una historia que contar y creo que os va a sorprender a la mayoría.

Aprovecho y os recuerdo que ya podéis reservar la versión en digital pinchando aquí.

Un beso, familia!

Anuncios

36 comentarios sobre “¡Sorpresa!

  1. Que te digo…pues que me encantannnn estos hermanos!!!! Que cuento los días para leer esta historia que estoy segura de que nos va a sorprender!!!! Muacks

    Me gusta

  2. Joooo,que ganitas de que llegue el 17!! Creo que me voy a identificar muchísimo con Esme. Y también creo que me voy a leer el libro en 1 dia!

    Me gusta

  3. Me ha encantado!!! Cuando he terminado me he dado cuenta de q no he dejado de sonreir en todo el tiempo y ya me ha arrancado una carcajada… estos hermanos además de divertidos, despiertan mucha ternura.
    Deseando estoy de tener en mis manos Y que te quedes.

    Me gusta

  4. Tiene pinta de ser una historia muy bonita, me gustan mucho estos cuatrillizos, me leí a la de tres te quiero, disfruté, reí… y estoy esperando que llegue el día para comprarme este.

    Me gusta

  5. Me encanta el guiño a la niñez que haces siempre cuando empiezas la historia de los hermanos, es tremendamente bonito.
    Yo ya tengo mi reserva hecha y deseando leerlo. Besos

    Me gusta

  6. Ooooohhhh!!!. Precioso Cherry!! Jo, ya se me había olvidado q estaba leyendo solo un trozito jjijijiji….de pavazo me quedo pero ya queda menos. Muchas gracias guapisima!!

    Me gusta

  7. Acabo de llegar de currar, es un poco tarde… pero he visto el post de instagram y me he venido corriendo a leerlo! me ha encantado, es TAN yo. Me parece que Esme va a ser mi preferida 🙂

    Me gusta

  8. Jooooo!!!! Que ganas ya de seguir la historia de Esme, ya leí la de Julieta y me encantó y ésta tiene también muy buena pinta, en tan poquito adelanto y ya me has sacado unas risas con estos cuatro “prendas”😂😂😂. Y la foto de Esme y Alex delante del horno es supertierna y preciosa. ME ENCANTA

    Me gusta

  9. Me ha parecido corto! Quiero mucho más jajaja! La verdad es que estos hermanos supieron conquistarme y estoy deseando saber más de todos ellos. Gracias por compartir ese avance.

    Me gusta

  10. Awwwww !! me encantan esos hermanos! que emoción!!! Esta demás decir que la historia de Julieta me encanto, espero con ansias la de Esme!! Ojalá que sea otra lectura de esas que enamoran *.* Cherry, no dejes de sorprendernos… Besos ❤

    Me gusta

  11. Hola ! Me ha encantado no, lo siguiente…..cuando la próxima ??. Si Julieta me cautivo, con Esme me he quedado sin palabras. No he podido parar en tres días hasta que lo he terminado, que risas, que lloros, que nervios por favor. Enhorabuena! bss. Cy

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s